martes, 23 de diciembre de 2014

"El pensamiento influye sobre los mecanismos bioquímicos más complejos." Dr. Ángel Escudero (Noesiterapia).

Dr. Ángel Escudero Juan

En la naturaleza, todo está relacionado con todo. La energía espiritual del hombre, su alma, es parte de la energía del universo. El pensamiento, instrumento con el que se usan las energías más sutiles y eficaces existentes en el hombre, influye en el equilibrio de las energías vitales de las que depende la salud de las personas.

Por influjo sobre el sistema nervioso central – por medio del propio pensamiento – se producen modificaciones bioquímicas capaces de alterar la conductibilidad eléctrica de las vías cerebrales, impidiendo o dificultando la intercomunicación y la elaboración del dolor… O se ponen en marcha, frenan o regulan mecanismos endocrinos de los que depende el buen funcionamiento de todos y cada uno de los órganos de nuestro cuerpo, así como el equilibrio psicológico de la persona. Se pueden aumentar las defensas contra la infección y contra diferentes enfermedades, el buen funcionamiento de las células, tejidos y órganos, y la armonía de los diferentes órganos con el conjunto.

El pensamiento influye sobre los mecanismos bioquímicos más complejos, como los que regulan la hemostasia o los procesos de cicatrización de los tejidos, o la puesta en marcha y control de los mecanismo del parto…

Y un largo etcétera, como la rectificación del error producido en el ADN celular que permitió la aparición de un cáncer, haciendo funcionar correctamente la inmunidad genética.

Mientras escribo estas cosas viene a mi memoria un joven paciente con un cuadro de apendicitis aguda. Los análisis confirman las exploraciones clínicas; las cifras de leucocitos son el doble de lo normal, y dentro de éstos, los neutrófilos están francamente elevados.

Sin operar, sin medicinas y sólo con una adecuada programación, por teléfono, antes de veinticuatro horas, todas las cifras que el laboratorio nos proporcionaba se habían normalizado, cosa inaudita con los medios terapéuticos convencionales.

La doctora repitió los análisis varias veces, porque no creía posible aquel cambio en tan poco tiempo. Pensó que podía haber algún error. Pero comprobó que su trabajo era correcto. El cuadro clínico había cambiado de la misma manera; la normalidad era completa.

Sí, querido amigo, la Noesiterapia utiliza “otras” energías capaces de controlar y dirigir todo en la vida del hombre.

 

Fragmento extraído del libro “Curación por el pensamiento – Noesiterapia” (páginas 86-87) escrito por el creador de la Noesiterapia, el Dr. Ángel Escudero Juan, con más de 40 años de experiencia realizando operaciones sin anestesia química.

No hay comentarios:

Publicar un comentario