lunes, 1 de septiembre de 2014

La alcalinidad es salud, la acidez es enfermedad. Por José Francisco Llinares.


Posteado el 29 de agosto de 2014 en Escuela de Salud por José Francisco Llinares.


El tema de la acidificación del organismo y la importancia de una dieta alcalina sale muchas veces en los comentarios. Parece ser que es un tema desconocido o poco comprendido por la mayoria.

Vamos a tratar de aclarar por qué se produce la acidificación de los fluidos internos, los problemas que causa y sus posibles soluciones.


¿Cómo empezó el asunto?


La vida empezó en el mar. Las primeras células vivían flotando en la sopa marina, de la que se alimentaban y sacaban su suministro de oxígeno. Después de millones de años eso sigue exáctamente igual. Cuando los primeros animales salieron del mar, tuvieron que hacerlo cogiendo una bolsa de plástico llamada piel y llenándola de agua de mar para llevarse el mar dentro de cada uno.

Nuestras células siguen flotando en nuestra piscina interna de agua de mar. La única diferencia es que nuestros fluidos tienen la cuarta parte de salinidad del agua de mar, pero con la misma composición.

Esta explicación es para que se comprenda que, para que nuestras células se mantengan sanas, deben flotar en una piscina de agua limpia con todos los nutrientes, y que tenga un pH alcalino. Hay que tener en cuenta que el agua de mar tiene un pH de 8.4.

Otro tema que hay saber para comprender este asunto es que la formula del agua H20 (dos átomos de hidrogeno por uno de oxígeno) solo ocurre cuando el agua tiene un pH neutro, o sea 7, a medida que el pH se hace alcalino, aumenta la proporción de oxígeno y, al acidificarse, el oxígeno se va esfumando. Después veremos por qué esta relación entre el pH y el oxígeno es muy importante.


¿Y cómo funcionan las cosas hoy en día?


Pues igual que hace millones de años. La sangre aporta oxígeno, proteínas, grasas, vitaminas, etc., a las células, las cuales, después de respirar y alimentarse, producen residuos, como es natural. Esos residuos van a los órganos para ser procesados, filtrados y eliminados.

Cuando los residuos no pueden ser eliminados por completo, bien por mal funcionamiento de los órganos, bien por exceso de trabajo, se van acumulando en los fluidos internos y los tejidos intersticiales, hasta que se llega al punto en el que las células se están ahogando en sus propios excrementos.


Todos los residuos son ácidos:

  • El ácido úrico, es ácido como su mismo nombre indica. Es un residuo o excremento producido al asimilar las proteínas, sean vegetales o de origen animal. Debido a ello, aconsejo siempre comer pocas proteínas y de origen vegetal, que tienen menos toxinas.
  • El CO2 también es ácido, por eso siempre recomiendo que el agua destilada se guarde en envases de vidrio. Como el CO2 que hay en el aire es capaz de traspasar los envases de plástico, se disuelve en el agua destilada, aunque esté dentro de una botella de plástico cerrada, y la acidifica. De ese proceso nace el mito de que el agua destilada es ácida, cuando realmente tiene un pH 7.
  • La leche, que aparenta ser alcalina, es uno de los productos que más acidifica.

Una alimentación antinatural y con abuso de proteínas, unido al deficiente funcionamiento de los órganos que se dedican a la eliminación de residuos, va produciendo acumulaciones de residuos ácidos.

A medida que nuestro organismo se va acidificando, las células empiezan a tener problemas. En vez de vivir en una piscina de agua limpia, con oxígeno y todos los nutrientes, viven en una cloaca en la que casi no hay oxígeno debido a la suciedad y la acidez.

Llegados a ese punto, las células no puede sobrevivir sin nutrientes ni oxígeno y se ven obligadas a defenderse o morir. En ambos casos se producen problemas graves, aunque con diferentes resultados.


Veamos con detalle lo que pasa cuando las células se defienden o cuando mueren:


ENFERMEDADES QUE SE PRODUCEN CUANDO MUEREN LAS CÉLULAS


Veamos unos pocos ejemplos:


Si las células que mueren son del cerebro, le llamamos alzheimer.

Si son células que forman la mielina que recubre los nervios, desplegamos una lista de enfermedades autoinmunes, como la esclerosis múltiple.

Si los cadáveres de células muertas no se eliminan porque los órganos encargados de la limpieza no funcionan bien, el cuerpo tiene que colocarlas en algún sitio que no molesten, formando quistes, fibromas, tumores, etc.


CUANDO LAS CÉLULAS SE DEFIENDEN, PUEDEN OPTAR POR VARIOS SISTEMAS.


1 – Usar la piel como órgano supletorio de eliminación de ácidos. Ello produce todas las diferentes enfermedades de la piel, que es atacada por ácidos que le producen lesiones, erupciones, etc. En estos casos, lo que hay que tratar no es la piel, sino los riñones, que son los que no funcionan bien.

2 – Retener líquidos. Es una forma de diluir los venenos y los ácidos para que no sean tan mortíferos. La persona se hincha como un globo, y mientras no alcalinice su cuerpo y beba mucha agua destilada para ayudar a arrastrar los tóxicos, no se reduce la hinchazón de ninguna manera, pues drenar el líquido sobrante supondría la muerte celular, y el cuerpo siempre opta por la opción menos mala.

3 – Robar calcio a los huesos y dientes para neutralizar la ácidez dominante. Aquí tenemos la verdadera causa de la osteoporosis. También tenemos el desgaste del cartílago, que es resecado por los ácidos antes de empezar el desgaste. Mientras el cartílago de las articulaciones no pierde su flexibilidad, no hay desgaste. Después de ser atacado por el ácido úrico, se reseca. A partir de ese momento empieza el desgaste al moverse la articulación y empezar a rozar el cartílago reseco con los cristales del ácido úrico cristalizado.

Precisamente, los animales carnívoros que solo comen carne no tienen poros ni suelen bañarse a menudo, para evitar que el ácido úrico se cristalice.

4 – Los dolores en el parto. Ningún animal tiene dolores en el parto, porque ninguno come alimentos contrarios a su biología. Los ácidos resecan y destruyen la elasticidad de todos los tejidos que deberían dilatar normalmente en el parto para que el proceso no produjera ningún tipo de dolor ni malestar.

Cuando los tejidos han perdido su elasticidad, además de producir dolor al tener que dilatar, luego se producen estrías, pues no son capaces de volver a su estado previo a la dilatación, precisamente por haber perdido su elasticidad.

5 – El último y el más grave, cuando las células no tienen oxígeno para vivir, no tienen más remedio que mutar a células anaeróbicas (células que pueden vivir sin oxígeno). Esto no representaría ningún problema si no fuera porque estas células son cancerígenas.


Si sabemos que las células cancerígenas viven en un entorno ácido y sin oxígeno, y además sabemos que la alcalinidad aumenta el oxígeno y la acidez lo disminuye. Si también sabemos que una vez las células han mutado a anaeróbicas (que son sólo las cancerígenas), tanto el oxígeno como la alcalinidad les sienta como un tiro, ya tenemos las bases para hacer tratamientos para el cáncer totalmente selectivos y que no molestan en lo más mínimo a las células sanas.

Pinchando en la etiqueta de cáncer de este blog se podrán ver decenas de tratamientos efectivos e inocuos para el resto de las células sanas.

Hablando de cáncer, una curiosidad: el pH de la quimioterapia es más ácido que el ácido de la bateria del coche. Sabiendo eso se puede comprender fácilmente sus terribles efectos secundarios. Curar con ácido de bateria un problema que necesita un tratamiento alcalino, pone de manifiesto la sabiduría del famoso dicho: es peor el remedio que la enfermedad.


ALIMENTOS ACIDIFICANTES Y ALCALINIZANTES


Saber qué alimentos producen acidez o alcalinizan el organismo está chupado:


ACIDIFICANTES


Todos los productos de origen animal, incluidos los lácteos.

  • Azúcar. Cualquier persona que cree que se cuida y hace una dieta moderada se come 50 kilos de azúcar al año. No se da cuenta porque el azúcar está metido en todo, hasta en los botes de tomate. Cualquier refresco tiene una burrada de azúcar. Este veneno blanco puede ser mucho más acidificante que el resto de productos que parecen menos sanos.
  • Todas las drogas, legales e ilegales. En drogas legales se incluyen los medicamentos, que aunque sean legales son igual de peligrosos y de acidificantes que las drogas ilegales.
  • Aditivos, conservantes, colorantes, etc. Son química pura y ensucian mucho.
  • Todos los alimentos vegetales que contienen muchas proteínas comidos en exceso. Se pueden comer, pero con moderación.
Legumbres: soja, lentejas, garbanzos, alubias, etc. Germinadas y comidas crudas son más sanas.
Frutos secos: almendras, avellanas, cacahuetes, semillas, etc. Si están tostadas acidifican más.
  • Cometer incompatibilidades al comer alimentos alcalinizantes. Ello produce fermentaciones intestinales que producen acidez y toxinas.


ALCALINIZANTES


Es muy fácil: todas las frutas, vegetales, aceites vegetales prensados en frío y cereales integrales que no están en la lista de arriba. Cuanta más cantidad se coma en crudo, más alcalinizante.


¿Cómo se sabe qué pH tengo?


Hay medidores digitales para medir el pH. Pongo la foto de uno.



La manera más cómoda de medir el pH de los fluidos internos es medirlo en la orina.

Se descarta la primera orina de la mañana, pues va muy cargada de toda la noche. Se puede medir a media mañana y otra vez a media tarde. Para hacer un seguimiento, con medirlo las dos veces un día a la semana es suficiente.

Puede que alguna vez salga alguna medida extraña, a veces el cuerpo se pone a limpiar con muchas ganas y varía el pH. Lo que importa es el promedio de varias medidas, no una lectura aislada.


Si habitualmente se saca un pH cercano a 7, buena salud y poca probabilidad de coger alguna infección o enfermedad.

Si el pH suele estar por debajo de 6, es conveniente cambiar los habitos alimenticios. Es mejor, más cómodo y menos doloroso prevenir que curar.

Si sale casi siempre cerca de 5, es conveniente tomar medidas drásticas. Con esos niveles de acidez la salud es muy frágil y en cualquier momento se puede coger alguna infección o enfermedades graves.


Fuente: José Francisco Llinares para esdesalud.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario