miércoles, 24 de septiembre de 2014

Friegaplatos DIY (No tóxico).


Desde que me empecé a interesar por los componentes de los productos que usamos normalmente (te recomiendo la entrada de por qué deje de usar productos de belleza comercial) , empecé a sustituir poco a poco cada producto comercial, por su versión casera y no tóxica (vamos que no tiré los productos que ya tenía, los acabé y en ese momento los sustituí).

¿Qué características tienen que tener para mi los productos caseros o DIY (hazlo tu mismo)?

  • Tienen que tener pocos ingredientes
  • Tiene que ser simple de hacer (y no se puede tardar mucho tiempo en hacerlos. ¡El tiempo es oro!)
  • Tiene que oler BIEN (este punto para mi es muy importante)
  • En el caso del friegaplatos, uno de los requisitos fundamentales es el de acabar con los residuos más grasos

En mi caso, cada vez que hago un producto prefiero hacer solamente 1 recipiente (en este caso una botella) ¿Por qué no me gusta hacer grandes cantidades? Al ser productos que no llevan conservantes ni espesantes, si lo almacenas por mucho tiempo, la consistencia puede cambiar, así que prefiero cada vez que se gasta el bote entero, hacer uno nuevo (no obstante si eres una persona que lo usa constantemente y gasta grandes cantidades, siéntete libre de poder hacer más cantidad).

¿Cual es mi receta para hacer friegaplatos casero y no tóxico?

  • 1/ 4 de vaso: jabón en virutas (lo venden en supermercados, pero en mi caso utilizo jabón natural en pastilla y con un rallador lo hago virutas).
  • 2 Vasos de agua.
  • Entre 1 y 2 cucharadas de vinagre blanco, que se puede substituir por jugo de limón.
  • Hay personas que le añaden una cucharada de glicerina, YO NO LO HAGO.

¿Qué pasos sigo para hacer el friegaplatos?


Lo primero de todo es poner el total de agua que vamos a usar y el jabón en virutas en una cacerola, estos dos componentes los vamos calentando a fuego medio mientras vamos dando vueltas a la mezcla (mientras tanto se irán fundiendo las virutas).

¡IMPORTANTE! No dejes que tu mezcla hierva en ningún momento. Si tiene pinta de empezar a hervir baja el calor.

Una vez que los dos componentes se han mezclado y se haya enfriado un poco, añade el vinagre, y deja que se enfríe todo junto. Cuando todo se haya enfriado, ponlo en la botella que hayas elegido (o reutiliza la de tu Fairy antiguo).

¿Qué hago si quiero que tenga un olor especial? (Por ejemplo a fresa) Simplemente añade unas gotas de tu aceite esencial favorito.

¿Qué diferencias hay entre el jabón comercial y el hecho en casa? Lo primero que vas a notar es que no hace tantas burbujas como tu jabón comercial.Una cosa que aprendemos cuando se usa productos naturales es que tener más burbujas no significa que esté más limpio.


Fuente: Ana Miguélez para onlysimplifies.wordpress.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario