jueves, 3 de julio de 2014

Alexander Dugin: El hombre en la sombra que inspira a Putin.



Alexander Dugin, el hombre conocido como “Cerebro de Putin”, cree que el Nuevo Orden Mundial (presuntamente) liderado por los Estados Unidos, es en realidad, el “Reino del Anticristo”, y que inevitablemente deberá ser destruido algún día.

Su versión del Neo-Eurasianismo prevé un conflicto inevitable entre Eurasia (dominada por Rusia) y el Nuevo Orden Mundial atlantista del mundo occidental. En otras palabras, Dugin está convencido de que algún día habrá una gran guerra entre Rusia y Estados Unidos, que Rusia ganará.


Alexander Dugin no es un personaje cualquiera. Es alguien influyente en la opinión pública rusa: analista geopolítico, filósofo e historiador y principal ideólogo del Neo-Eurasianismo, se ha convertido en un invitado frecuente en los principales canales de televisión rusos y sus libros son tomados como referencia.

Los escritos de Dugin sobre Eurasia ya influían mucho antes de que Putin asumiera la presidencia y antes de que se le pasara por la cabeza la idea de una “Unión Euroasiática”.


Para ser honestos, parece que gran parte de lo que Putin está promoviendo en estos momentos, tuvo su génesis en la obra de Alexander Dugin.

La mayoría de gente en el mundo occidental nunca han oído hablar de Dugin, pero deberían tenerle muy en cuenta. Es radicalmente anti-occidental y se opone especialmente al liberalismo de occidente.

Al respecto, hace afirmaciones como la siguiente…


En particular, Dugin siente un enorme rechazo por el “colonialismo” cultural de los Estados Unidos. Cree que la intromisión de los EE.UU. en los asuntos mundiales es la causa de gran parte de los males del mundo actual.

“Los EE.UU. son una cultura quimérica, anti-orgánica y trasplantada que no dispone de tradiciones estatales sagradas, ni de sustrato cultural, pero, sin embargo, trata de imponer a los otros continentes su anti-étnico y anti-tradicional modelo babilónico”

Pero aún va mucho más allá.


De hecho, no tiene miedo de usar términos como “Nuevo Orden Mundial” y “Reino del Anticristo” para describir a los Estados Unidos. El siguiente es un extracto de un artículo académico sobre el Neo-Eurasianismo de Dugin…

En su libro más importante, “Osnovy Geopolitiki” (Fundamentos de la geopolítica), Dugin sienta las bases de la aversión geopolítica del Neo-Eurasianismo hacia los EE.UU. y el mundo anglosajón en general.

De acuerdo con sus teorías geopolíticas, el planeta se divide a grandes rasgos en tres grandes espacios: la Isla Mundial (principalmente los EE.UU. y el Reino Unido), Eurasia (Europa predominantemente central, Rusia y Asia), y el Rimland (los estados entre la Isla Mundial y Eurasia).

De acuerdo con la doctrina Neo-Eurasianista, hay una confrontación perenne irresoluble entre el “poder del mar” asociado al Nuevo Orden Mundial homogeneizador de los EE.UU. y el “poder de la tierra” del “Nuevo Orden Eurasiático” dirigido por Rusia, que se resiste a la globalización y a la universalización etnocultural. En la tradición maniquea clásica, Dugin demoniza a los EE.UU. y a toda la atlantista ‘Isla Mundial’ como un “reinado del Anticristo”



El proyecto del Eurasianismo de cara al futuro, prevé la división del planeta en 4 grandes zonas o polos

Asimismo, el modelo multipolar del Eurasianismo, prevée la creción de varias regiones en el interior de estos 4 polos principales

El Eurasianismo entra en conflicto con el proyecto de dominación atlantista, expuesto en este mapa: un proyecto unipolar de dominación mundial, en el que el tercer mundo es explotado y ocupado según los intereses del polo dominante centrado en EEUU


Entonces, ¿qué va a suceder con el “reinado del Anticristo”?

Según Dugin:

“Nos aproximamos a un conflicto final entre Eurasia y ‘el reino del Anticristo’, cuyo centro de expansión son los EEUU. El Imperio americano debe ser destruido. Algún día lo será”

Tengamos en cuenta que estas opiniones provienen de alguien muy conocido y profundamente respetado en la sociedad rusa.

En 2008, Dugin se convirtió en profesor de la mejor universidad de Rusia, la Universidad Estatal de Moscú, y se convirtió también en jefe de la organización sociológica Centro Nacional de Estudios Conservadores.

También aparece regularmente en los canales de televisión más importantes de Rusia, opinando sobre asuntos nacionales y extranjeros.
Su influencia ha aumentado desde las manifestaciones y protestas de invierno de 2011-12 y los movimientos simultáneos iniciados por Putin respecto a la creación de una Unión Euroasiática.


Su importante presencia en la vida pública de Rusia es un signo evidente de la aprobación de su figura por parte de Putin; los medios de comunicación rusos y en particular la televisión, es controlada casi en su totalidad por el Kremlin. Cuando el Kremlin desaprueba a alguien, esa persona no tiene presencia en los medios

Lo cierto es que hay un gran sentimiento anti-americano en Rusia en estos momentos.

Una encuesta reciente reveló que el sentimiento anti-estadounidense en Rusia no era tan fuerte desde los días de la Guerra Fría.

Y pensadores como Dugin contribuyen a que este sentimiento se vea reforzado.

El siguiente es un extracto de una entrevista con Dugin …


Para luchar contra esta amenaza global para la humanidad, es importante unir a todas las diversas fuerzas que, en épocas anteriores, han sido llamados anti-imperialistas.
En esta era, debemos comprender mejor a nuestro enemigo. El enemigo de hoy es algo oculto. Actúa mediante la explotación de las normas y valores asociados al desarrollo occidental…
…esto significa que sus normas, tales como el libre mercado, el libre comercio, el liberalismo, la democracia parlamentaria, los derechos humanos y el individualismo absoluto se han convertido en universales…
…se trata de una colonización del espíritu y de la mente. Se trata de un nuevo tipo de colonialismo, un nuevo tipo de poder y un nuevo tipo de control…
…que hace caso omiso de la pluralidad representada por otras culturas y civilizaciones…

 Aquello contra lo que nos oponemos nos unirá. El enemigo común nos une. Por lo tanto, debemos crear alianzas estratégicas para derrocar el orden actual de las cosas…luchar contra lo que es la imagen de la bestia, el anticristo o, en otros términos, el Kali-Yuga
Invitamos a todos los que defienden los valores específicos de las civilizaciones no occidentales, a que desafíen este intento de universalización mundial y hegemonía oculta.



Como vemos, para pensadores como Alexander Dugin, el conflicto en Ucrania es sólo la punta del iceberg, algo circunscrito a un conflicto mucho mayor.

Un conflicto casi trascendente y místico.

Nos preguntamos hasta qué punto sus pensamientos influyen en la agenda política de Vladimir Putin…

Michael Snyder


Fuente: elrobotpescador.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario