miércoles, 25 de junio de 2014

Remedios naturales contra las picaduras de mosquito, por Ana Organicus.


Tengo yo un pequeño problemilla con las picaduras de estos insectos, y aunque en mi casa parece que la citrosa está haciendo algo (ver aquí), cuando salgo fuera no hay remedio que los aparte de mí. Para evitar estar poniéndome tanta crema contra las picaduras, hice una búsqueda por internet para ver qué remedios naturalesencontraba contra el picor. Algunos los conocía y otros no, algunos me parecen potencialmente eficaces y otros surrealistas por lo que ya ni los comento, aunque lo cierto es que no los he probado todos y quizás me sorprenda si los utilizo… Por si os sirve de algo aquí dejo el listado de lo que encontré:


Imagen: Organicus


*Frío: para aliviar el picor aplicar hielo sobre la zona de la mordedura.


*Bicarbonato sódico: parece que las soluciones alcalinas funcionan en estos casos por lo que podéis mezclar un poco de bicarbonato en agua caliente o mejor aún, en agua de hamamelis, y aplicar la pasta sobre la picadura. Dejarla actuar durante unos minutos y limpiar la zona con agua.


*Vinagre de manzana: el otro extremo, es decir las soluciones ácidas, también funcionan por lo que deberéis empapar un algodón en vinagre y aplicarlo en el sabañón. También dicen que sirve aplicar jugo de cítricos como el limón.


*Aloe vera: este antiinflamatorio natural funciona muy bien. Mi recomendación es que hagáis cubitos de hielo con la planta (ver aquí) y lo apliquéis en la picadura, porque así combinaréis el efecto del Aloe con el efecto calmante del hielo.


*Aceite esencial de árbol de té: a este aceite se le atribuyen propiedades antiinflamatorias, por lo que puede ser útil para combatir el picor; pero cuidado, yo jamás lo utilizaría puro sobre la roncha porque puede ser irritativo y entonces no conseguimos nada. Mezclarlo en una solución con aceite de oliva de forma que este aceite esencial quede por debajo del 2%.


*Arcilla: mezclar un poco de arcilla con agua y aplicar la pasta en la mordedura. Para hacerlo aún mejor yo añadiría un poco de miel a la mezcla, dado que esta puede ayudar a rebajar la inflamación. Dejar actuar hasta que se seque en la piel y entonces retirar con agua.


*Bolsas de té: hervir agua, colocar una bolsa de té en ella y luego aplicar directamente la bolsa sobre la picadura (¡cuidado que no queme!). Gracias al efecto astringente de los taninos contenidos en el té, se puede aliviar el picor. Lo mismo un poco de vino tinto sobre la picadura también funciona…


*Pasta de dientes de menta: con esto básicamente “engañamos” al cerebro. Me explico: como la pasta de menta contiene mentol al aplicarla sobre nuestra piel causa una sensación de frescor que se transmite a nuestro cerebro más rápido que la del picor, de modo que la otra queda, para decirlo de alguna manera, “enmascarada”. Si decidís probar este remedio vigilar con el tipo de pasta que utilicéis, intentar que no contenga laurilsulfato sódico (SLS) ni propilenglicol. Por cierto, esto de “engañar al cerebro” también sería válido si aplicáramos algo picante como guindillas (por su contenido en capsaicina), pero esto a su vez también podría irritar la piel…


*Leche de avena: la avena es perfecta para calmar picores, así es que puede ser un remedio muy útil para las picaduras.


Bueno, la lista es larga. Ya me diréis si decidís probar alguno y qué tal os ha ido.


Referencias:


Fuente: Ana Organicus (organicus-blog.blogspot.com.es)

No hay comentarios:

Publicar un comentario