martes, 3 de junio de 2014

Los disturbios en Barcelona son una bandera falsa para hacer recordar la Guerra Civil y preparar el terreno a Felipe Borbón, por Rafael Palacios.


2 de junio de 2014



Al día siguiente del gran triunfo de los izquierdistas de Podemos, se monta una batalla campal en Barcelona con el sector que podemos (valga la redundancia) considerar afín a Pablo Iglesias y que viene a significar un mensaje al inconsciente de: “esta gente son violentos y hay que temer que lleguen al Poder”.

Ya me parecía muy raro y significativo el tamaño de los altercados pero mucho más cuando ayer leí en un periódico digital (no encuentro el link) que se habían detectado decenas de activistas “profesionales” venidos de todas partes de Europa dentro de la protesta.

(*Nota: El enlace al que se refiere el autor del artículo puede ser éste: Mercenarios entrenados en EEUU e Italia dirigen a los violentos de Barcelona)

¡Ajajá!

Para redondear este clásico ataque de bandera falsa cuyo objetivo es desacreditar a los que ponen en cuestión el Sistema, hoy Juan Carlos Borbón abdica en su hijo Felipe como jefe del Estado.

Ummm…

Utilicemos los protocolos básicos de la ciencia de la Ingeniería Social para terminar de aclarar el objeto de los desproporcionados disturbios que se desarrollan en Barcelona en torno a una casa Okupa.

- ”Disturbios protagonizados por los antisistema de izquierda“= “son unos violentos, hay que tenerlos miedo“.

- El Rey abdica en el Príncipe Felipe en medio de unos disturbios que pueden hacer recordar a la guerra civil (República). Los republicanos quedan así desacreditados por su asociación con los violentos, luego no hay oposición de personas honradas y pacíficas contra la monarquía del Príncipe Felipe, que se puede así erigir en salvador de la Patria. (No por casualidad los disturbios ocurren en Barcelona, obviamente, pues así en el inconsciente se puede multiplicar estos disturbios con una hipotética guerra de independencia).

Menos mal que tenemos a Mariano Rajoy para que, desde su inconsciente, nos aclare el valor de la figura de Juan Carlos Borbón. ¡Ojo, estas declaraciones son reales, no un chiste!: “Renuncia una figura histórica que DEJA UNA IMPAGABLE DEUDA“.

¡Y tan impagable! ¡Juan Carlos Borbón deja un país en bancarrota, sin tejido industrial y con todas las empresas públicas que creó el gobierno de su antecesor, en manos de masones de alto rango!


Fuente: Rafael Palacios (rafapal.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario