jueves, 22 de mayo de 2014

Remedio casero con aceite esencial de menta para el dolor de cabeza, por Ana Organicus.


¿Dolor de cabeza? Aprende a preparar un remedio casero a base de menta. DIY


El otro día os contaba la vida y milagros de la menta (ver aquí). Hoy toca ponernos manos a la obra y preparar un remedio casero facilísimo de hacer, capaz de aliviar el dolor de cabeza tensional. Tomad nota:




Ingredientes

Alcohol de farmacia 96º
Aceite esencial de menta piperita


Instrucciones


Para 100 ml de producto


*Mezclad en un recipiente 90 ml de alcohol de farmacia 96º con 10 ml de aceite esencial de menta piperita y agitad. Etiquetad correctamente el producto (ingredientes, cantidades y fecha) y conservadlo preferiblemente en un recipiente con dosificador. 




Nota: teóricamente, en vez de alcohol, podéis utilizar también un aceite base (oliva, almendras, girasol, etc.) para diluir el aceite esencial entre un 5-20%. No obstante, no existen estudios clínicos al respecto utilizando esta formulación. He leído incluso casos en los que se aplica directamente el aceite esencial sobre la piel. Personalmente, no recomiendo esto último dado que el contacto de los aceites esenciales directamente sobre la piel puede causar irritaciones severas.


Modo de empleo


Con la ayuda de una esponja o gasa, mojad las sienes con la solución y masajead la zona. Yo tengo la mezcla en un recipiente tipo espray y también suelo rociar las cervicales. En seguida notaréis una sensación de frescor en el lugar de aplicación. El alivio del dolor lo deberíais empezar a notar pasados unos 15 minutos. Haced esto un máximo de tres veces al día, dependiendo de si el dolor remite o no. 




Contraindicaciones y precauciones: no utilicéis esta receta si tenéis hipersensibilidad al aceite esencial de menta o al mentol, dado que podrían aparecer erupciones cutáneas o dermatitis de contacto. Evitar que la solución entre en contacto con los ojos y con zonas de la piel con heridas abiertas. No se recomienda su uso en niños ni adolescentes menores de 18 años, ni en embarazadas o mujeres en periodo de lactancia.

Esta información tiene fines educativos, por lo que no pretende tratar, curar, prevenir o diagnosticar ninguna enfermedad. Tampoco pretende prescribir ningún medicamento. En caso de duda consultad siempre a un médico.


Fuente: organicus-blog.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario