miércoles, 14 de mayo de 2014

El corazón de los Hopi, por Emilio Fiel.


En los próximos tiempos, tanto la escucha, como el habla y la visión, se mantendrán unidas a la energía del corazón. Aprenderemos a verlo todo y a escuchar el alma del otro desde el corazón. Sucederán algunos cambios en el chakra de la garganta que acabará siendo reconectado con el pecho, y cada vez será más fácil expresarse poéticamente y manifestar de manera directa los sentimientos. Y de esta manera, al expresarnos con más claridad y de manera más creativa, lo mismo que al aumentar la empatía hacia el prójimo, sentiremos una mayor serenidad interna y mayor de gratitud por todo y por todos. Paz y agradecimiento producen alegría y amor. Por eso se dice que estamos activando zonas dormidas del adn, que extienden nuevos filamentos energéticos para dar y recibir amor incondicional en el corazón, a través de la creatividad. Pronto aprenderemos a trabajar con estos nuevos sentimientos y realizar un amor mucho más elevado. Sin duda que habrá que pagar el precio de la adecuación energética y las alteraciones que estos cambios producen, pero todo sea por el bien más elevado del planeta y de nosotros mismos.

Los hopi son un pueblo amerindio del suroeste de estados unidos, que viven en tres mesetas del noreste de arizona, y que pertenecen al grupo shoshón de la familia lingüística considerada como yuto-azteca. Una de sus profecías dice que cuando la estrella azul kachina (nan ga sohu kachina) haga su aparición en el cielo, el quinto mundo emergerá. Y recientemente ha aparecido en nuestro sistema solar un cometa (elHolmes, cuya órbita dura seis años, perteneciente a los cometas de júpiter) que es más grande que el sol y que es azul, que puede avisar la llegada de una nueva forma de vida. Se sentirá como un fuego interno que quemará nuestros deseos y conflictos si no retornamos a una forma pacífica de vida. Antes llegará sugemelo rojo para determinar el día de la purificación, que cambiará para siempre la forma de vida tal y como la conocemos hoy.

Fuente: Emilio Fiel (emiliofiel.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario