martes, 15 de abril de 2014

Receta para blanquear los dientes, por Ana Organicus.

Hoy un truco muy sencillo, muy barato y muy pero que muy fácil de hacer. Blanquear los dientes es posible con tan sólo dos ingredientes: aceite de coco y bicarbonato sódico. Os explico cómo:



Ingredientes


Imagen: Organicus

Os cuento un poco el porqué científico de ambos ingredientes:


*Aceite de coco: este aceite es un gran aliado para nuestra salud dental. El aceite de coco tiene propiedades antibacterianas, por lo que puede ayudar a reducir la placa dental, devolviendo el blanco al esmalte. Además, estudios científicos han demostrado que el aceite de coco es capaz de aumentar la calcificación dental. Os recomiendo utilizar aceite de coco virgen no fraccionado apto para el consumo alimentario (lo podéis encontrar en supermercados).

*Bicarbonato sódico: esta sustancia ayuda a blanquear la dentadura de dos formas. La primera a nivel físico, puesto que al ejercer una fricción sobre los dientes actúa como si de un exfoliante se tratase, devolviendo el color blanco al esmalte. La segunda a nivel químico dado que al ser un compuesto alcalino, neutraliza los ácidos producidos por las bacterias de la boca que pueden dañar el esmalte y provocar caries. Asimismo, tiene también propiedades antibacterianas, por lo que también contribuirá a mantener fresco el aliento y reducir la inflamación de las encías. Ahora bien, mucho cuidado, porque dada su alcalinidad el bicarbonato también puede dañar el esmalte por lo que no es conveniente utilizarlo frecuentemente.


Instrucciones

Como la receta es de usar y tirar haremos las cantidades justas.


*Derrite dos cucharaditas de aceite de coco (líquido a 25ºC).
*Añade tres cucharaditas de bicarbonato sódico y mézclalo todo hasta conseguir una especie de pasta.



Imagen: Organicus

*Modo de empleo: coloca la pasta anterior en un cepillo de dientes y utilízala como si se tratara de tu dentífrico habitual. Al finalizar, enjuágate la boca y escupe los restos en una bolsa de plástico o de basura para no obstruir las cañerías cuando el aceite de coco solidifique de nuevo. Prestad especial atención en NO ingerir la mezcla. Como el bicarbonato puede ser abrasivo para el esmalte, os recomiendo utilizar esta pasta una vez cada dos-tres semanas. Mientras tanto, podéis hacer cada día lo que se conoce en medicina Ayurveda como oil pulling, pero para no alargar tanto este post os explico el próximo día en qué consiste esta técnica. ¡Seguid atentos!


Referencias


Fuente: organicus-blog.blogspot.com.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario