jueves, 13 de febrero de 2014

Entrevista al Dr. Ángel Escudero. La noesiterapia, curación por el pensamiento.


Dr. Ángel Escudero


ENTREVISTA PARA EUROPA PRESS (21-08-2009)

Usted es el creador de la escuela humanística Noesiterapia o curación por el pensamiento, dentro de la medicina. ¿Cuándo descubrió este tipo de curación a través del pensamiento? ¿Y cómo?

Mi primera operación con analgesia psicológica la practiqué a una paciente alemana, Erika Lakner, a la que operé de varices y trombosis hemorroidal, en 1972. Pero el proceso de comprender el cómo era posible esto fue muy largo. Mis maestros han sido mis pacientes; aprendí a leer en el libro abierto de sus vidas, y poco a poco fui comprobando que lo más importante en el proceso de su curación y posibilidades de cambiar sus vidas estaba en la manera en que usaban su pensamiento, y en su deseo de curación.

¿Por qué considera que el amor y pensar positivamente puede suplir a la anestesia? ¿Cuál es la explicación científica?

Si piensas un poco te darás cuenta que el origen de prácticamente todos los males de la humanidad y de nuestra civilización parte del temor, del miedo como motivación fundamental de los actos humanos. Por temor se hacen cosas inadecuadas, se fabrican armas, y se organizan ejércitos… Y por miedo se dejan de hacer cosas convenientes.

El amor es la única energía-panacea que conozco, capaz de resolver todos los problemas que nos abruman. Sólo cambiando el temor por amor se hacen cosas que benefician al individuo y a la sociedad. El amor es el catalizador imprescindible entre médico o terapeuta y paciente. El amor potencia el sentido de las palabras y hace que se cumpla con más facilidad el deseo de curación. Y es que el amor es una energía que pone al paciente en Respuesta Biológica Positiva, que es el fundamento científico de la Noesiterapia o curación por el pensamiento, y el signo principal para detectar esta respuesta es tan sencillo y fácil de comprobar como convertir nuestra boca en una especie de indicador biológico de calidad de vida. 

Yo suelo decir que hay dos formas de vivir: mal, con la boca seca, producto de la adrenalina originada por el estrés. Y bien, cuando se vive con la boca con saliva fluida. ¿Te suenan frases como: se me hace la boca agua, se me cae la baba?... Siempre está asociada esta sensación a cosas placenteras. Pues mira si este humilde signo biológico es importante, que vivir con la boca húmeda es el antídoto del estrés. Con esa calidad de saliva no es posible una tasa alta de adrenalina en la sangre. 

Pero, por si esto fuera poco, en más de treinta y cinco años operando sin anestesia química he podido comprobar que la condición biológica que el cerebro humano necesita para conseguir la analgesia psicológica con sólo un pensamiento, expresado o no en palabras, es tener la boca húmeda. Eso es lo primero que pido a mis pacientes antes de operarles, que tengan la boca húmeda. Esa saliva significa -en términos médicos- un “predominio vagal muscarínico”, que equivale a lo que describo como Respuesta Biológica Positiva, en mi libro Curación por el Pensamiento –Noesiterapia-. Por cierto, hoy mismo he mandado a Arabia el contrato por el que va a difundirse mi obra y experiencia en todos los países de habla árabe. Y mi libro, en español e inglés se puede descargar desde mi web http://escudero.com 
Sólo pido a quien se lo descarga que de una limosna a una persona necesitad en su entorno.

¿En qué consiste la programación o preparación previa que usted realiza con el paciente antes de someterle a una intervención quirúrgica?

Es tan sencillo y necesita tan pocos minutos que puede que sea la mayor dificultad para que muchas personas comprendan que conseguir algo que consideran casi milagroso se pueda lograr de una manera tan sencilla y rápida. Enseño a mis pacientes vivir en Respuesta Biológica Positiva, que detectan rápidamente por la calidad de su saliva, y les hago comprobar que su cerebro está diseñado para atraer a sus vidas lo que piensan. Lo comprueban anestesiando un brazo, por ejemplo, y clavándose ellos mismos una aguja, o todo el cuerpo, como enseño a las embarazadas para parir, no sólo con bienestar sino también controlando todos los mecanismos del parto, hasta la dinámica uterina. 

Esta experiencia produce cambios asombrosos en la vida de mis pacientes, de manera que no sólo vienen al quirófano tranquilos y seguros de sí mismos, sabiendo que cuentan también con nuestra experiencia y ayuda en cualquier momento… Pero, cuando salen del quirófano por su pie, aunque les haya operado en las piernas, como en el caso de las varices, sus vidas suelen cambiar radicalmente para su propio bien, porque han descubierto que el mayor tesoro en sus vidas es su cerebro, y han aprendido a programarlo adecuadamente.

¿Cuál es la curación más asombrosa que usted ha logrado con esta técnica?

Ante todo, quiero decirte que la Noesiterapia no es una técnica, sino un conocimiento de cómo funciona el cerebro humano. Son tantas las cosas asombrosas que han pasado por mi vida profesional que no terminaría nunca de enumerarlas. Mira, por referirme a algo sucedido el martes pasado: me llegó una paciente de Euskadi, a la que atendí gustoso en mis vacaciones, cojeaba por un problema en una cadera y lo que más le preocupaba es que un profesor de oftalmología, que la había visto recientemente, le dijo que no tenía solución para un problema en la córnea de su ojo derecho; sencillamente no veía por él. Al taparse el otro ojo no veía la acuarela que tenía a mi espalda convenientemente iluminada, ni me veía a mí a poco más de un metro de distancia de ella. En apenas media hora salió de mi despacho sin cojear y viendo con su ojo (incurable para el eminente oftalmólogo) la acuarela, a mi persona y la variedad de verdes del jardín.

Pero te podría contar otro caso en un ciego, por más de veinte hemorragias en sus ojos, que salió viendo de mi despacho en la primera visita. Este caso fue tratado ampliamente por la BBC en el primero de los tres documentales, que hasta el momento me ha hecho, el primero para la serie científica YOUR LIFE IN THEIR HANDS (Tu vida en sus manos). Pero, ¿te imaginas que en ese mismo documental la BBC, acompañada de cuatro médicos asesores, filmó cómo operábamos un “genu varum”, una rodilla en paréntesis; cortando tibia y peroné a golpe de escoplo, martillo y sierra eléctrica, sin un miligramo de medicina alguna.

Y hace unos meses, dos equipos de cardiólogos de Madrid y Barcelona han visto algo que calificaron de milagro y que jamás se había producido en la historia de la cardiología. Un feto, niña, de siete meses, en el que no se había formado la válvula pulmonar y prácticamente sin arteria pulmonar, (por la que debe llegar la sangre del ventrículo derecho a los pulmones), se ha resuelto dentro del vientre de su madre. En pocas semanas los cardiólogos dan fe de lo que ellos, no yo, califican de milagro: se ha desarrollado perfectamente la válvula pulmonar y el flujo por la arteria pulmonar es del ciento por ciento… 

¿Milagros? Bueno que lo llamen como quieran, pero en mi opinión, nada calificado de milagro en la historia de la humanidad se ha producido sin la presencia de un ser humano, reuniendo, eso sí, unas condiciones determinadas, por lo que en mi opinión los milagros los hace el hombre usando el poder creador de su pensamiento, que es la herramienta que el Creador puso a su disposición… Pero le dejó esa potestad junto con la libertad para usarla. Y, claro, es el mal uso que el ser humano hace de su libertad la causa de prácticamente todos sus males, repito, desde la enfermedad hasta las guerras… Pero también está la contrapartida cuando la libertad se usa adecuadamente y hace posible esos “milagros”.

Comenta que gracias a la Noesiterapia, pacientes han conseguido superar enfermedades consideradas incurables por la medicina oficial. ¿De qué enfermedades se trata?

Hace mucho tiempo que suprimí en mi vida las palabras incurable e imposible. Y, ciertamente, el que busca encuentra, de manera que buscando siempre el bien mayor para mis pacientes y para todo el mundo, cada día mis pacientes me sorprenden. Sólo te voy a contar otro caso incurable según mi colegas: Accidente de moto, arrancamiento de todo el plexo braquial del brazo izquierdo. Brazo inerte, sin poder mover ni un dedo. Diez años así y del brazo sólo quedaba la piel y el hueso… Pero eso lo hubiera aceptado tranquilamente el paciente. Pero ¿puedes imaginar lo que fue para él vivir diez años en el infierno de un dolor, que en ninguna unidad del dolor pudieron ni siquiera paliar? Bueno, pues con la primera visita se acabó el dolor y el uso de morfinas y otra serie de medicinas… A los dos meses de la primera visita viene con su esposa y dos hijos a darme las gracias, felices por el cambio radical producido en la familia… Pero ante sus manifestaciones de alegría yo le digo: “Antonio, ¿y tú ya estás satisfecho porque se acabó el dolor?... Yo todavía no estoy satisfecho, ¿qué hace tu brazo atrófico?” Y, Antonio me contesta que todos los especialistas que le han visto le han dicho que eso es incurable… Le dije que pensara que las órdenes que su cerebro tenía que mandar a cada célula de su brazo no tenían porqué ir necesariamente a través de los nervios, que podían llegar a través del agua de su cuerpo. El caso es que ha recuperado masa muscular y sensibilidad, y puede llevarse la mano al hombro opuesto, separar el codo de su costado, mover los dedos y llevar la mano a la espalda para juntarla con la opuesta… Y yo aún espero más. ¿Otro “milagro”?

¿Usted trabaja con esta técnica en algún hospital de la red pública o en su propia consulta?

Mi trabajo quirúrgico lo realizo en una clínica privada y mi consulta en mi propia clínica, donde dirijo seminarios y cursos presenciales y en cualquier país del mundo por videoconferencia. Pero no sólo para personal sanitario sino para cualquier persona que quiera aprovechar mi experiencia en su vida y profesión.

¿Qué es para usted la enfermedad? ¿Podríamos decir que su origen está en el cerebro y es en él donde se deben dar los cambios enfocados a la curación?

La enfermedad es, de ordinario, una demanda de amor en la vida de las personas, que se traduce en una desarmonía psicobiológica, que al ponerles en Respuesta Biológica Negativa crean el terreno adecuado para que la enfermedad prospere. ¿Sabes que en miles de incisiones quirúrgicas a lo largo de más de treinta y cinco años operando sin anestesia química y sin antibióticos jamás se registró una infección en mis pacientes? Esto significa que su estado inmunológico está potenciado por mi sistema, y que los microbios que hay siempre en cualquier quirófano son amigos de mis pacientes, pero no de los pacientes de los demás cirujanos, que hacen su trabajo en el mismo quirófano, pero sus pacientes van con la compañía del miedo, acrecentado por la barbaridad legislativa del “consentimiento informado”, que pone en sus cerebros, en el momento más crítico del preoperatorio, todas las complicaciones, que por ley, hay que decirles que pueden afectarles. ¡Qué salvajada, Dios mío! ¡eso es antimedicina! Y, claro, con leyes como ésta, impuestas a los profesionales de la medicina, sólo se pueden lograr resultados calamitosos. Entre médico y paciente sólo debe existir la confianza y seguridad de que el profesional sólo desea el bien de su paciente, y el paciente debe confiar en la profesionalidad de quien le atiende.

¿Cómo explicaría la respuesta biológica positiva y la negativa? ¿Cómo se logra vivir en respuesta biológica positiva?

La respuesta biológica positiva es fruto de pensamientos del mismo signo, y se puede detectar por uno sólo de sus síntomas: la saliva es fluida, saliva vagal. La respuesta negativa, va acompañada de un predominio simpático y exceso de adrenalina, fruto del estrés y es espesa y blanca o la boca está seca, es fruto de pensamientos negativos; como el miedo a entrar a un quirófano, a tener que operarse, a las posibles complicaciones que la ignorancia de los legisladores le han obligado a conocer, etc.

¿Qué consejos daría a una persona enferma de cáncer?

Que los mecanismos de la curación los puso Dios dentro de su alma, en lo que yo llamo “control interno”. Y que la medicina que puede resolver su problema se llama RECUPERAR LA ILUSIÓN, que la perdió por los problemas humanos que le planteó la vida, y no pudo o supo resolver o asumir, y al arrojar la toalla de la lucha por la vida dejó de funcionar su control interno. ¿Cómo se puede pretender corregir los errores microscópicos producidos en el ADN de una célula (el gen cancerígeno) a “cañonazos”, para destruir células con métodos que producen inevitablemente efectos colaterales, que son la causa de pérdida de calidad de vida y otros posibles errores en el ADN de células antes normales?

¿La Noesiterapia contempla el uso de fármacos?

Mira, en las facultades de medicina no nos enseñaron a usar nada natural; todo lo que hay en cuanto a productos farmacéuticos es artificial; por eso digo que no hay una medicina más alternativa que la medicina oficial. Este término, usado despectivamente para otras terapias que buscan procedimientos naturales para favorecer la recuperación de la salud, tiene su más adecuado uso en la medicina oficial de cualquier país civilizado. Lo primero a usar deben ser los recursos del ser humano y de la generosa naturaleza que nos rodea, después me parece perfecto que quien no sepa cómo usar los recursos de que dispone dentro de él mismo, se ayude con los procedimientos alternativos que pueden aliviar alguno de los síntomas de su enfermedad y que están en la farmacia, pero que no curan nada. Las causas psicológicas profundas, humanas, de la enfermedad no se corrigen con productos químicos sino con una educación conveniente, que debe empezar en la escuela primaria.

Asegura que este tipo de enseñanza debería llevarse incluso a las escuelas primarias, ¿por qué podría resultar útil para los pequeños y de qué forma podría mejorar su educación?

Para que mi experiencia, usando las mejores capacidades del ser humano, se aproveche inteligentemente en nuestra sociedad hay que empezar por la escuela primaria. Los niños captan mis enseñanzas con una facilidad asombrosa; no tienen los prejuicios de la mentalidad deformada de los adultos, fruto de una educación absurda, que parece fue diseñada para anular la personalidad y creatividad del ser humano. 

Claro que a los gobernantes les conviene disponer de masas sin personalidad ni criterio propio, así son más fácilmente teledirigidos. Y no podemos decir que los que manejan los resortes del poder en el mundo sean un dechado de virtudes ni de deseos de buscar el bien de la humanidad… 

¿Alguien puede creer que con guerras se puede crear LA PAZ y la concordia entre los habitantes de la tierra? ¿Alguien puede creer que metiendo el miedo a determinados virus, usando todos los medios de comunicación para que cunda el pánico en la población de todo el mundo –injustificado a todas luces- se puede lograr otra cosa que favorecer el negocio de las multinacionales de la farmacia, al tiempo que se hace vivir a las gentes en respuesta biológica negativa, que va a favorecer que sus defensas naturales no funcionen adecuadamente? La mejor vacuna contra cualquier enfermedad, incluidas esas cacareadas gripes, es vivir en respuesta biológica positiva, que ya sabes detectar por la calidad de tu saliva, fluida, como el agua.

¿Ha intentado presentar esta propuesta a alguna comunidad autónoma para su inclusión en el sistema educativo?

¡SÍ! y tras pasar toda una mañana en mi clínica explicando a un Director General de Enseñanza, acompañado de dos de sus colaboradores, todo lo que se podía hacer para mejorar la calidad de la enseñanza, darle un amplio dosier preparado al efecto…, la respuesta fue “el silencio administrativo”, ante un proyecto de fácil aplicación… Pero, hace unos cuatro años me pidieron mi “técnica” desde el Ministerio de Sanidad. Les mandé un dosier con información más que suficiente para hacer pensar a cualquiera interesado verdaderamente en el bien de nuestra sociedad. Por cierto, entre las cosas que recibieron había un vídeo con una entrevista que hice al Presidente del la 38 Asamblea de Naciones Unidas, en la que éste decía que había que encontrar en el mundo más personas como yo, que le hacía honor a mi nombre de Ángel, y otras lindezas por el estilo… La primera pregunta que le hice fue:
Señor Presidente, si “sapiens” -en latín- significa: inteligente, prudente, razonable, sabio, usted cree que el hombre de nuestro tiempo, tal como vive, se merece el calificativo de “homo sapiens”…
Y tú, amigo que estás leyendo esta entrevista, ¿qué crees que contestó?


Conferencia vía Skype ofrecida por el Dr. Ángel Escudero en la VII Feria de Alimentación y Salud de Balaguer, Lleida, los días 4 y 5 de octubre de 2014.


Ver la conferencia AQUÍ




Vía escudero.com y mindalia TV.

1 comentario:

  1. Alejandro Gutierrez Campoy28 de abril de 2014, 7:27

    No conozco al Dr. Escudero pero lleva toda la razón, pero por desgracia no todo el mundo se aprovecha de su ciencia, que en el fondo es la intuición que lleva todo ser humano en su interior
    Dr. Gutiérrez (Medico jubilado 9.345 de Barcelona

    ResponderEliminar