jueves, 10 de enero de 2013

El sueño del navegante.


Pintura: El sueño del navegante. Antonio Sobarzo.



Todos creían que habías perdido la razón, y sin embargo yo te comprendía. Me acerqué a ti cogiendo tu mano y te saqué de esa situación aberrante que te desmerecía. Mirándote a los ojos observaba tu sufrimiento, y la mirada te sanaba. 
Una vez sentada y con la mirada perdida, te pregunté si podía ayudarte o hacer algo por ti. Me preguntaste si me iría contigo el 21 de marzo. A su vez, te pregunté ¿a dónde? -A donde sea – me respondiste.
En ese momento la incertidumbre dio paso a un profundo amor que emanaba de mi pecho, que me hizo inclinarme hacia ti para fundirme en un cálido abrazo; y en ese instante desapareciste...

El sueño del navegante.


Óscar Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario