martes, 29 de enero de 2013

El Sentido Biológico de la "Enfermedad".




Todo síntoma, toda enfermedad, tiene un sentido biológico, tiene un para qué. La enfermedad está llena de sentido, es una expresión del Inconsciente Biológico (IB) para dar solución a un problema de adaptación. Éste fue un gran descubrimiento del doctor Hamer, y le estamos profundamente agradecidos por ello.

Cuando nosotros vamos a la playa y nos ponemos morenos, ¿cuál es el sentido biológico?, simplemente protegernos del Sol. Hay un conflicto biológico, que es quemarnos; y hay una solución biológica, que es protegernos. Cuando una hembra de mono, por ejemplo pierde a sus hijos porque el macho los ha matado, ella entra en celo. ¿Cuál es el Sentido Biológico (SB) de ponerse en celo? Sustituir a los hijos muertos por otros. La finalidad de la vida es la procreación, es la finalidad primordial, no hay tiempo para depresiones y melancolías; si no hay prole, desaparece la especie.
Seguimos con más ejemplos. Viajamos a un país donde hay ciudades que están a más de 3,000 ó 4,000 metros de altitud, como por ejemplo Perú. Nos encontraremos mal, nos cuesta respirar, tenemos dolores de cabeza, etc. A esto se le llama mal de altura. Nuestro cuerpo tiene que adaptarse a esa falta de oxígeno, está en conflicto biológico. La solución biológica será fabricar más glóbulos rojos para que, de esta manera, nuestro cuerpo pueda llevar el oxígeno necesario a nuestras células. El SB de producir más glóbulos rojos y aumentar el hematocrito es llevar más oxígeno a las células.

Muy bien, ¿qué pasa entonces cuando tenemos un aumento de glóbulos rojos y no nos movemos de nuestro país o de nuestra ciudad?, debemos recordar que nuestro IB no puede diferenciar entre un conflicto real y uno virtual. Por lo tanto, estamos en un conflicto de falta de oxígeno en una realidad virtual o simbólica. Los temas de sangre son conflicto de familia. Debemos preguntarnos si hay algún miembro de nuestra familia (real o simbólica) que esté en peligro, si está enfermo, si le falta alimento, etc. Lo más probable es que sea así, y como no hay nadie externo a mí, mi preocupación por el otro en mi IB es una preocupación mía y por tanto la solución me la da a mí.

¿Cuál sería el SB de desarrollar un cáncer de alveolos pulmonares? Se fabrica más tejido, y se fabrica rápidamente, por lo tanto su sentido biológico es captar más oxígeno porque hay un peligro de miedo a morir. El ser vivo no puede vivir mucho tiempo sin oxígeno, por eso el cáncer de alveolos pulmonares es tan drástico. Por eso, cuando una persona tiene un cáncer, normalmente la primera metástasis es el cáncer de pulmón. En nuestro inconsciente, tener cáncer de pulmón es sinónimo de muerte, entonces entramos en el conflicto del miedo a morir. Las personas con cáncer normalmente mueren por la metástasis, y no por el tumor o cáncer primario.

¿Cuál sería el SB de un problema de tiroides? La tiroides es un órgano regulador del tiempo. Biológicamente hablando, la tiroides se activa en los animales cuando hay que correr para atrapar, por ejemplo, la mejor mama de la hembra. Si una persona tiene un problema de tiroides debe preguntarse cómo gestiona su tiempo: “¿me falta tiempo, pero llego?”, “¿quiero que el tiempo pase más lentamente?”.

Citaré un ejemplo:

Es una señora que se entera de que a su madre le han diagnosticado un cáncer y la medicina le da unos meses de vida. Su inconsciente tiene un conflicto, y éste es de tiempo. Quiere que el tiempo transcurra lentamente, quiere que no pase el tiempo, porque el paso del tiempo representa que pierde a su madre (pedazo biológico), y entonces hace un problema de tiroides que podría ser perfectamente un hipotiroidismo. Otra mujer tenía un conflicto de tiempo, y éste estaba relacionado con hacerse vieja, para ella hacerse vieja era un gran conflicto, quería que el tiempo pasase lentamente.

Nuestro trabajo como terapeutas es buscar la coherencia entre el síntoma y el conflicto emocional de la persona.
¿Por qué una persona tiene un problema digestivo y otra tiene un eczema en la piel y otra un problema osteo-articular?
Cada uno de nosotros tiene una forma visceral de vivir los acontecimientos traumáticos. Le llamamos “portal biológico”, que vendría a ser el cómo vivimos a través de nuestro cuerpo el conflicto. Hay personas que son muy visuales, otras que son muy digestivas, otras que son respiratorias, otras que son muy cinestésicas, etc.

Por ejemplo:

Varias personas tienen el mismo conflicto, que puede ser la pérdida de un empleo.
Una lo vive digestivamente y siente que le han hecho una “guarrada”, y su síntoma es un problema de colon.
Otra se siente desvalorizada y lo vive como si le hubieran “clavado una puñalada trasera”. Hace un problema de omóplato, que quiere decir que se siente laminado, desvalorizado en su trabajo.
Otra persona lo vive como que “no tiene para vivir” y que se puede morir por falta de alimento, y su síntoma será en el hígado, cuyo conflicto es falta de alimento vital.
Otra persona lo vive como que “la vida le da vacaciones” y que ya tendrá otras oportunidades. Su síntoma va a ser unas hemorroides, que es un conflicto en solución de buscar otro lugar donde poner “las posaderas”.

Como vemos, todo tiene un sentido biológico y éste tiene la función de dar tiempo para poder adaptarnos a una nueva situación. Si permanecemos en el mismo paradigma, nuestro síntoma se vuelve crónico y solamente estamos tratando la molestia y no el problema.

Los seres humanos heredamos programas de respuestas biológicas como todos los animales. Se dice en biología que los animales actúan por instinto. ¿Dónde se encuentra ese instinto? Lógicamente en sus cerebros. Mientras, los seres humanos lo experimentamos de una forma cualitativa; para nosotros el “bocado” puede ser el beso de la novia, el aumento del sueldo; y un bocado digerible puede ser un divorcio, una pelea sobre una herencia, etc. Y esto disparará los centros neurálgicos (el doctor Hamer les llama “relés”) del cerebro encargados de dar soluciones biológicas cargadas con un Sentido Biológico.

Biodescodificación. El código secreto del síntoma.” Enric Corbera y Rafael Marañón. (pág. 29-32)


Óscar Martínez

No hay comentarios:

Publicar un comentario