miércoles, 24 de octubre de 2012

Libro: El huerto más natural de Jean-Marie Lespinasse.



Autor: Jean-Marie Lespinasse
Editor: La Fertilidad de la Tierra Ediciones
Disponibilidad: Inmdediata
ISBN: 978-84-938289-5-0
Cantidad de páginas: 192 páginas
Dimensiones: 19,5x24
PVP: 23.50 €

Descripción:

Éste no es un libro más de huerto. Con su experiencia, el autor nos presenta un método revolucionario de cultivo. Recolecta verduras frescas y sanas casi todo el año sin trabajar ni remover la tierra, al mantener acolchados permanentes imitando al sistema vivo de un bosque. A partir de una tierra pobre, con baja pluviometría y con una gran economía de medios, ha logrado mantenerla fértil y suelta. Consigue un buen desarrollo de las hortalizas gracias a la diversidad de cultivos y al estímulo de las capacidades naturales de las plantas, más la ayuda de técnicas como el acolchado permanente, el compost y la madera de ramas triturada.


Vía La Fertilidad de la Tierra

6 comentarios:

  1. a ver...dejame adivinar
    se trata de que masanobu fukuoka resucito?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quién sabe... El caso es que ya se recogen experiencias en diferentes climas de la agricultura natural de Masanobu Fukuoka.
      Emilia Hazelip fue otra de las personas que también aplicó este tipo de agricultura para la zona mediterránea.
      Sepp Holzer lo empezó a desarrollar en zonas de bosque en la región de los Alpes.
      En fin, que se va extendiendo este modelo...
      Un saludo.

      Eliminar
  2. Para que se extienda verdaderamente habrá que sortear el pequeño obstáculo de los fabricantes de agroquímicos.
    A ver si desde tu blog puedes reunir a los que estamos experimentando a la callada en nuestras casas, y sin abrir la boca porque esto lleva tiempo y dedicada convicción.
    Estoy en la zona norte de GBA en Argentina,y ando viendo además de armar un intercambio de semillas nativas entre los vecinos...todo muy chiquito aproposito, valorando lo que las personas sepan y puedan o quieran aportar. Maria

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María.

      Aunque no es un blog especializado, ya que toco también otros temas, aporto mi granito de arena para difundir las bondades de la agricultura natural. Pero encantado de sumar esfuerzos e integrar voluntades.
      España, que es la puerta de los transgénicos en Europa, está experimentando un movimiento social en pro de la agricultura ecológica.
      Cada día van surgiendo iniciativas de huertos urbanos en los que sus coordinadores ya están sensibilizados en estos temas.
      Las redes de intercambio de semillas locales también es un hecho que se va extendiendo por cada ciudad.
      Otra cosa es lo que firmen en los despachos "los que nos representan" con empresas que operan con transgénicos o agroquímicos.
      Pero aún así, los agricultores profesionales también están tomando conciencia de ello poco a poco.

      En esta entrada podrás ver una charla de agricultores ecológicos que cuentan su experiencia:

      http://osmarsen.blogspot.com.es/2012/10/agricultura-ecologica-biodinamica-y.html

      Celebro tu convicción y tu iniciativa en tu zona de residencia. No calles y difúndelo, es la manera de llegar a más gente.

      Un saludo.




      Eliminar
  3. Gracias, Oscar.
    Tal vez por mis ancestros,siempre pongo un ojo en lo que ocurre en España y esto en varios niveles.
    Y es así como lo cuentas.
    Acá es como que el común de la población duerme, se sorprende como quien recien se entera de que lo que compran en el supermercado sea problematico, y ni hablar de las vacunas.
    Pero al mismo tiempo, y mediando su reconocimiento como personas valiosas, tienen hambre de participacion en la acción: no aceptan sentarse a escuchar.
    Y esto, si se tratara de un negocio, diria que equivale a haber hallado un nicho de mercado: me sorprende el nivel de aceptación cuando se habla sin reservas, pidiéndoles su aporte genuino y desinteresado..
    Aunque hay bastantes personas ilustradas y hasta militantes, la cosa no "baja" fácilmente, aparentemente por un tema de proximidad personal, o por distancia cultural, o porque terminan siendo grupitos de "iniciados" con mas o menos integrantes...
    Y es comprensible, cuando nos desayunamos a diario con una nueva dosis de expolio a cargo de quienes debieran evitarlo...y no hay reacción.
    Sigamos sembrando!... María

    ResponderEliminar