martes, 11 de septiembre de 2012

Entrevista a Ghislaine Lanctot, Ghis. Sobre la libertad y el empoderamiento del ser humano.






Sin duda, una forma de vida a la que no estamos acostumbrados en nuestra sociedad, en la cual el poder normalmente reside fuera de nosotros, y se manifiesta con frecuencia investido con el ropaje institucional.

Empoderarse y ser absolutamente responsable de tu vida no es una acción baladí, y conlleva un gran ejercicio de coherencia, conciencia y responsabilidad. 

A día de hoy, podría parecer una postura radical, pero quizás pudiera ser el símbolo de una futura forma de estar en el mundo, en el que el individuo, de forma totalmente libre, consciente y empoderada, quedase desligado de figuras externas que limitasen la expresión de su infinito potencial, reflejando así su existencia la expresión física y humana de su origen divinal. 



Óscar Martínez





Texto de Alicia Ninou:

La mafia Médica (1994) es el libro que le costó a la doctora Ghislaine Lanctôt, ahora GHIS, su expulsión del colegio de médicos en Canadá y la retirada de su licencia para ejercer la medicina. Se trata probablemente de la denuncia publicada más completa, integral, explícita y clara del papel que juega a nivel mundial el complejo formado por el sistema sanitario y la industria farmacéutica. Pasados ya 18 años, después de varias amenazas y de haber estado en la cárcel, sigue activa y publicando en contra del negocio de la Medicina, del sistema establecido y a favor de lo que ella llama muerte civil: cuando dejamos de reconocer las autoridades externas para someternos a la única autoridad que existe: la de uno mismo. Ahora vive sin cargos públicos ni títulos académicos, sin propiedades, sin pagar impuestos, sin carnets, sin documentación, sin tarjetas… libre.

He tenido el honor de poder entrevistarla en Quebec (Canadá), de dónde por ahora no puede salir al prescindir también de documentos personales, como el pasaporte. Con ella repasamos su historia y hablamos de temas tan actuales como de la inexistencia de la deuda de los países; de cómo las elecciones (¿democráticas?) son grandes farsas en las que unos cuantos borregos eligen a los pastores que los van a llevar al matadero; de que el SIDA no existe como enfermedad o que el cancer no es ya ningún misterio, sino una enfermedad que se puede curar muy bien, pero cuyos tratamientos están prohibidos.

También quiero agradecer especialmente a todas las personas que han colaborado para que este video sea una realidad. Cada vez hay más gente dispuesta a colaborar y poner su granito de arena, y desde aquí os doy las gracias a todos. A Anna y Toni que me acompañaron a Canadá; a Mario que me dejó una segunda cámara; a todo el equipo de traducción: Judith, Berta, Francesca, Mónica, Carme, Amelie; a Noe que ha puesto los subtítulos; a Joan Solé por su  ”sintonia” musical; y a los incondicionales con su ayuda técnica y moral: Lucía, Kiku, M.Carmen, Isidro, Victor, Robert… También agradezco todos los mails de apoyo y agradecimiento que recibo, sólo por eso merece la pena seguir adelante. De verdad, gracias a todos!

El video en Youtube:




Vía Alicia Ninou, Alish, de Timefortruth.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario