Charles Bukowski, quien fuera llamado el “[poeta] laureado de los bajos fondos de América”, exploró y explotó sus propios submundos. Bukowski padeció los abusos de un padre alcohólico, la pobreza y el tedio de la existencia y, por supuesto, la depresión, de primera mano y con sus parejas. Como pocos, Bukowski logró sacar provecho, casi como un alquimista, de estas situaciones y transformarlas en literatura y en una particular filosofía.

En este video Bukowski te dice cómo enfrentar la depresión sin medias tintas. En vez de esquivarla, entegarte a ella en un intensivo, sin aburguesamiento o rechazo de lo negativo. Hay que amar y dejarse caer en  la sombra. 

“Me meto en la cama por tres días y cuatro noches, cierro las cortinas y solo salgo de la cama para tomar una cerveza. Salgo de ahi completamente iluminado por dos o tres meses”. 

Agrega Bukowski: “todos deberian de irse a la cama cuando estén bajoneados, estamos obsesionados con que tenemos que hacer… un círculo de levantarse y hacer algo, arriba, abajo”.


Interesante reflexión de Bukowski: en vez de luchar contra ella, dejarse poseer por la depresión. De esta forma se acelera el proceso de sanación y se extraen los diamantes de la oscuridad.



Fuente: pijamasurf.com