lunes, 24 de septiembre de 2012

Alternativa al sistema de riego por goteo. Ollas con dos macetas de barro.

 
Hace un tiempo vimos un antiguo sistema riego, conocido como "ollas", es un sistema muy simple, con miles de años de uso, y que como muchas cosas simples, baratas y útiles, quedo en el olvido, quien no lo vio o no lo recuerde mirar: Sistema de riego, sin energía, sin plástico, sin necesidad de sol.


Nuestra amiga Caroline, de  Connecticut es una apasionada de la agricultura orgánica y quiso utilizar "ollas" en su huerto, al no poder conseguir las "ollas" en su ciudad, decidió que no hacia falta traerlas desde un sitio lejano, se le ocurrió que podía construir sus propias "ollas" utilizando macetas de barro, que son baratas y se encuentran disponible en casi todo sitio.
Así que hoy compartimos con ustedes los resultados de este excelente bricolaje, para obtener un sistema de riego, eficiente y que da unos resultados excelentes.
Lo primero es fácil, conseguir macetas de barro, terracota o como se llamen en nuestra localidad, como mínimo dos del mismo tamaño.


El montaje, es casi igual de simple y eso es lo bonito de este sistema, formaremos la olla poniendo una maceta sobre otra, la de encima invertida, y listo. La maceta inferior en caso de tener agujeros de drenaje, por lo general tienen uno, central, hay que taparlo, con lo que tengamos a mano, puede ser un pedacito de azulejo u otra maceta, con un poco de silicona o arcilla, sino querremos usar pegamentos derivados del petróleo.


Una vez, que tapamos el agujero, debemos montar una maceta sobre la otra, y nuevamente utilizando silicona o algún otro pegamento, para que se mantengan unidas formando una sola pieza, también puede usarse cemento o mi favorito que es una mezcla de arcilla y tierra con la que hacemos un barro bien plástico, de usar el barro debemos dejarla secar un tiempo, y probablemente repetir el proceso al año siguiente pero bueno sería todo 100% natural.


Y ya casi tenemos listo el sistema, como dije antes es muy simple, ahora toca hacer un hoyo en la tierra cerca de donde tendremos las plantas que serán regadas por la "olla" de tamaño suficiente para enterrar la misma, dejaremos la parte superior sin enterrar, para poder ir rellenando de agua el sistema, y para poder localizar donde se encuentra sino podríamos correr el riesgo de romperla al estar trabajando la tierra.


Ya tenemos el sistema pronto para utilizar, solo queda, llenar con agua y el tiempo, la porosidad de las macetas y la plantas harán lo suyo, manteniendo la tierra húmeda, de manera autorregulada como mencionamos en el post anterior; el agujero superior se cubre con una piedra o concha marina o algo por el estilo, queda bonito y evita que algo que no queramos entre en nuestra "olla".


Consideraciones sobre el uso del sistema:
  • En climas fríos, es recomendable retirar las ollas durante el invierno, ya que podrían romperse.
  • Se debe ir controlando la humedad del suelo, y rellenar solo cuando encontremos que el mismo esta muy seco.
  • Conviene poner la olla y plantar luego, ya que sino correríamos el riesgo de dañar raíces durante la colocación.
  • Si tenemos plantas muy demandantes de agua o arboles, la solución mas simple son varias ollas.



ecocosas.com
Fotos de Carroline

1 comentario:

  1. Son cosas que hay que ir mejorando poco a poco para saber controlar el riego y más ahora en verano, muy bien explicado

    ResponderEliminar