viernes, 24 de agosto de 2012

Páncreas, Preocupación y Medicina Tradicional China.



Páncreas, Preocupación y Medicina Tradicional China
En la medicina tradicional china, el flujo de energía (Chi) que circula por el cuerpo y pasa por los órganos se relaciona con el equilibrio, armonía y estado de salud del organismo en general. Cuando la energía no circula de forma suficiente o adecuada por el cuerpo, se generan bloqueos, los cuales provienen, en el fondo, de la forma en cómo pensamos y observamos la vida o, diciéndolo en otras palabras, de la energía de nuestra mente.
Si un órgano funciona ya sea deficiente o exageradamente, se altera nuestro metabolismo, y habría que estimular correctamente los meridianos asociados a este órgano para nivelarlo y provocar que su energía circule correctamente, y el órgano normalice su función. Para esto, se utiliza la acupuntura o la digito puntura. Sin embargo, si nuestra mente o nuestros pensamientos siguen enviando información a nuestro cuerpo y células, entonces el órgano se recuperara parcialmente, pues podría volver a enfermar o bajar su energía si nuestra actitud sigue siendo la misma, pues la actitud es el arquitecto de la vida, del cuerpo y de todo lo que nos rodea.
Una forma de conocer nuestros pensamientos es la forma en cómo sentimos la vida. Nuestras emociones hablan de una forma clara y sencilla de cómo estamos pensando y modelando la vida. En la medicina tradicional china, la emoción está asociada a cada órgano, y considerarla para la curación es la base de la salud integral del ser humano.
El hígado, por ejemplo, está asociado con la ira, el odio, el resentimiento, etc., mientras que los riñones están asociados al miedo, ansiedad, temor. La euforia o la alegría descontrolada se asocia con el corazón.
 
El Páncreas y la Medicina Tradicional China

El páncreas es una glándula en forma de pera o saco que se ubica en el abdomen y que mide alrededor de seis pulgadas de largo. A su alrededor se encuentra el estómago, el intestino delgado, el bazo, hígado,  y la vesícula biliar. El extremo más ancho del páncreas se le conoce como cabeza, al cuerpo de en medio se le conoce como cuello y el extremo más delgado es la cola. El conducto pancreático es aquel que pasa a través de todo el páncreas transportando secreciones pancreáticas hasta la primera parte del intestino delgado, llamada duodeno.
 
Funciones del páncreas:

Esta importante glándula de nuestro organismo posee dos funciones básicas: una exocrina y la otra endocrina. Las células exocrinas del páncreas tienen la tarea de elaborar enzimas que ayudan a los procesos digestivos. Esta liberación de enzimas sucede cuando el alimento entra al estómago, enzimas que se riegan en el duodeno para ayudar a la digestión de grasas carbohidratos y las proteínas contenidas en los alimentos.
 La función endocrina del páncreas es aquella donde este órgano produce hormonas o sustancias que circulan por el torrente sanguíneo para influir en alguna otra parte distinta del organismo. Estas hormonas son la insulina y el glucagón. La insulina tiene como función bajar el nivel de glucosa en la sangre (glucemia) mientras que el glucagón lo aumenta. Así que juntas trabajan para mantener el equilibrio adecuado de glucosa (azúcar) en la sangre.
 
Páncreas con mal funcionamiento

El páncreas, en la medicina tradicional china, esta asociado con el bazo (bazo-pancreas), y tiene por elemento la Tierra debido a la digestión de los alimentos en la que está involucrado. Su mejor horario para activar su energía son entre las 7 y las 9 de la mañana. Cuando esta desequilibrado el flujo de energía, el páncreas puede hacer que el organismo presente ciertos síntomas como:
  • Pesadez corporal.
  • Abdomen inflamado o distendido.
  • Diarrea
  • Constipación.
  • Digestión lenta.
  • Sensación de tensión abdominal.
  • Dolor en el tórax.
 
Bazo-Pancreas y preocupación

La energía del páncreas y el bazo es ascendente y descendente, caracterizada por ser estabilizadora. Su emoción asociada es la excesiva preocupación, pues este órgano se relaciona con los aspectos del intelecto, la fijación mental como obsesión o perfeccionismo. Cuando la preocupación se acentúa o es constante, la persona puede volverse intolerante o aislarse emocionalmente de los demás. Este aislamiento puede provocar falta de dulzura en la vida, por lo que las personas que padecen de diabetes, por ejemplo, suelen tener tendencia a necesitar o añorar dulzura o ternura en sus vidas.
 
Una persona con un páncreas en buen funcionamiento:
  • Tiene una capacidad de adaptación y relación muy efectiva con su entorno.
  • Analiza, sintetiza y procesa todo tipo de experiencia e información y conocimiento de forma conveniente y adecuada.
  • Es una persona que tiene “los pies en el suelo”.
  • Es una persona centrada y elocuente.
  • El bazo es la casa del pensamiento lógico, por lo que se asocia con el buen funcionamiento intelectual y todas las habilidades que de este derivan, como una correcta atención, entendimiento, etc.
 
Curar el páncreas

Además de mantener una dieta adecuada, baja en elementos refinados o adicionados con conservantes, colorantes, etc., se debe considerar el aspecto emocional y tratar de mantener un buen equilibrio intelectual mediante una nutrición de conocimiento que nos vuelva centrados y seguros de nosotros, al grado de podernos relacionar con los demás de una forma armónica y poder asimilar de forma correcta y apropiada las experiencias de nuestra vida. Es indispensable poner atención en el amor y respeto por nosotros, cultivar el espíritu mediante alguna práctica que ayude a nivelar tanto la energía de nuestro cuerpo (como el yoga, Taichi, etc.) asi como nuestra actitud para enfrentar la vida.

por K. Laura Garcés G 

Fuente: Biomanantial.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario