¿Qué sucede en el cerebro de una mujer durante un orgasmo? La respuesta a esta compleja e intrigante pregunta fue resuelta gracias a un grupo de mujeres que voluntariamente accedieron a estimularse hasta lograr el clímax, al tiempo que un escáner monitoreaba sus cerebros. Los descubrimientos que resultaron de este ejercicio, además de arrojar información relevante para quienes tienen dificultad alcanzando un orgasmo, confirman que estos patrones también están indirectamente ligados a otros fenómenos como la depresión, el dolor o la obesidad.

El estudio realizado por la Universidad de Rutgers en New jersey, y presentado en la reunión anual de la Sociedad de la Neurociencia, descubrió que al menos treinta áreas del cerebro femenino se activan de manera significativa durante este arquetípico momento, incluidas aquellas que rigen el sentido del tacto, la memoria e incluso el dolor. “Conocer la secuencia de eventos producidos por la estimulación de un orgasmo nos permite saber qué partes del cerebro se activan y en qué orden lo hacen. Si podemos comparar esto con la actividad del cerebro en mujeres anorgásmicas, podemos detectar el punto de bloqueo del orgasmo y proceder a trabajar directamente sobre él”, afirma la investigadora Barry Komisaruf.

Una de las revelaciones que mayor atención llamó a los responsables del estudio fue comprobar que regiones cerebrales que generalmente corresponden a la sensación del dolor juegan un papel importante en la actividad cerebral que se gesta al experimentar un orgasmo. El dolor y el placer son íntimos aliados y ello parece confirmarse en este fenómeno. “El hecho de que estas áreas están activas tanto en el placer intenso como en el dolor sugiere que podrían estar involucrados ciertos efectos analgésicos dentro de la actividad orgásmica”.
En caso de comprobarse esta novedosa propiedad analgésica del orgasmo en el cuerpo de una mujer, podríamos llegar a una conclusión bastante primitiva pero tal vez también efectiva: si algo te duele, busca un orgasmo.
 
 
 
Fuente: pijamasurf